VIA DE LAS ÑAPAS (espolón oeste) Gomez Laguna.

El dia 10 de diciembre de 2010, acudo a una llamada de Toño Carasol. Subimos la via de las
Ñapas del Gomez Laguna. Hacemos la primera repetición de esta via, despues de haberla
equipado, unas dos semanas antes, Toño Carasol y Julio Benedé. En la parte de la fisura,
se desviaron hacia la derecha buscando mejor roca y más verticalidad. No puedo dar más
datos, pues perdí los que me dió Toño, no obstante todo lo que esté por encima de V, V+
se puede acerar. Para más detalles, preguntar a Toño. Los equipadores gozaban del permiso y
complaciencia de los aperturistas, que fueron: F.Monzón, Ricardo Fayos y Pablo Alcay el
28 de marzo de 1970.

ver fotos: https://picasaweb.google.com/gvillarig/20101210RESUMENViaDeLasNapas?feat...

"Las peleas"

Como veis lo pongo entre comillas pero me divierto mucho con "las peleas"que os llevais a cuestas.Yo quiero dejar mi modesta opinion,cuarenta años despues volvi a subir al puro y ademas dos veces y no os podeis imaginar la alegria que me dio ver lo asegurado que esta de otra manera seguramente no hubiera osado.Casi a la vez hice la Villarig que nunca habia hecho, fabulosa y los seguros no le quitan merito.yo pienso que en las escuelas hay que ser un poco mas permisivo(sin pasarse)y fuera de ellas que cada cual se busque la vida.Todavia recuerdo cuando el Divino y yo acompañamos al amigo Fernando Orus en parte de la apertura del enderezamiento de la Anglada siempre recuerdo un artificial a pitonisas cargado con una enorme mchila llena de clavos y otros artilugios y luego rapelar a la fisura del puro de unos clavos que se salian,el amigo Ambrosio se acordara porque creo que fue uno de los que subio a nuestro encuentro a echar una mano.Si en las pitonisas o el rapel se hubiesen puesto aunque solo hubiese sido un buril de aquellos con ramplus otra alegria nos hubiese dado.Para terminar me da alegria ver que a los que vamos poco a poco cumpliendo años,nos van asegurando vias de cuarto y quinto grado para poder seguir disfrutando con seguridad.Asi es que a Goyo,Jesus y compañia seguir asi que siempre hay quien nos alegramos. Javichu un estalentao del J.O.

Renovarse o "morir"

Felicitar a Toño Carasol, Julio Benedé y Goito Villarig por la labor de renovacion que han hecho en esta via, pero, tambien a todos aquellos que, durante muchos años, han hecho lo mismo que ahora estan haciendo, no solo Toño y Goito, en otras vias, si no a mucha gente mas, con peores medios y cuyo odjetivo era, y es, mejorar la seguridad de las vias, itinerarios, pasos delicados, reuniones, tinglados de rapeles, vias ferratas, etc

Estoy de acuerdo con los comentarios deAmbrosio. Yo he reedescubierto Mezalocha recientemente y, gracias al equipamiento actual, escalar allí, es un placer.
El que se opone al progreso, es un retrogrado. Progreso es, tambien, no olvidar el pasado, pero si es posible mejorarlo, la sociedad, avanza.
Jesus, te admiro por tú compromiso, pero no te puedes oponer al futuro.Hoy en dia, incluso, se celebran competicones de escalada ¡ en los colegios ! Tú hijo es un asiduo practicante de la escalada deportiva. No se concibe la escalada deportiva, ó moderna, sin los medios de seguro que se utilizan.

SALUDOS
LUIS ALQUEZAR.

OTRA TALADRADA MÁS.

El "equipo" Villarig-Carasol continúa degradando la escuela de escalada en Riglos.
Yo hice esa vía, una de las primeras repeticiones, allá por 1974, y me pareció un precioso reto en un espolón de modestas dimensiones, pero que exigía del escalador riglero la utilización de todos sus recursos. El nombre de la vía "Espolón de las Ñapas" ya describía perfectamente lo que te ibas a encontrar allí: seguros precarios, artesanía, pitonisas, puentecitos de roca, etc, etc Creo que la escalé no sé si con Lalo, Fernando Orús, Valentín o alguno de esos canallas, no recuerdo, pero me dejó un sabor delicioso, un recuerdo imborrable...
No sé con qué derecho estos señores están arruinando un patrimonio deportivo, un tipo de escalada artesanal y creativa a la que en la actualidad se quiere volver, después de experimentar la frustración y sensación de vacio que el auténtico escalador experimenta ante las vías de taladros. Los jovenes líderes de la escalada actual no quieren saber nada del taladro y se enfrentan a nuevas paredes ligeros de equipaje, sin brocas ni baterías.
Mi total rechazo y desaprobación ante estas feas manipulaciones del bello e irrepetible estilo riglero del que me declaro admirador incondicional.
¡TARJETA ROJA AL TALADRO!

Mi opinión

Sin ánimo tampoco de entrar en estériles polémicas, daré mi opinión.
No creo que Riglos esté evolucionando a la deportiva y, si así fuera, sería un error. La sustitución de anclajes viejos por nuevos me parece adecuada e incluso necesaria para no se echen a perder auténticas joyas, pero bajo la premisa de que el nuevo equipamiento no afecte al COMPROMISO. Vosotros vivisteis y disfrutasteis de ese compromiso (riesgo, miedo, tensión... llamadlo como queráis) pero observo con preocupación que esa "deportivización" de vías está desvirtuando el espíritu con el que fueron abiertas, sea con el permiso de los aperturistas o sin él.
Soy más joven y con menos experiencia, pero no me gustaría quedarme sin aquello que vosotros creasteis. No me vale decir que puedo subir sin chapar los parabolts; lo que quiero es llegar a ser capaz de escalar vuestras vías echándole los huevos que le echasteis vosotros. No nos dejéis sin el patrimonio que queríamos heredar de vosotros. Restaurad las vías, sí, pero sin desvirtuarlas. Quiero llegar a ser lo que vosotros fuisteis utilizando el mismo terreno de juego.

Lo primero NO es la seguridad; para eso, lo mejor es quedarnos todos en casa. Lo primero es el respeto al legado que tenemos. Y entre todos lo podemos conseguir.

Un fuerte abrazo a todos.

Entendiendo en parte vuestra

Entendiendo en parte vuestra argumentación, quiero hacer notar que habláis de evolución, pero curiosamente sin tener al escalador como protagonista. No evoluciona el escalador hacia una escalada limpia, respetuosa y ética, sino el equipamiento hacia una seguridad no siempre bien entendida. Ojalá fuera racional, como te encargas de remarcar, pero no siempre es así.

Parece que estáis pensando que cuando algunos hablamos de compromiso, a lo que aspiramos es a volver a casa con las piernas rotas. Eso no es así. Yo también quiero salir vivo de una vía y por eso, sólo me meto en las vías lo suficientemente preparado como para salir indemne de ellas. Y si tengo un accidente, peor para mí. Si no fuera capaz de asumir esto me dedicaría a otra cosa.

Lo curioso es que creo que, en esencia, hablamos de lo mismo, y si no lo crees, te recuerdo un texto sobre la Ángel López al Puro que tal vez te suene: "Comenté con Valentín Asensio y Gonzalo Prado la idea de maquillar la vía, a lo que no se opusieron. Confieso que más de una noche pensaba en si estábamos haciendo lo correcto, sustituir pitonisas y buriles por parabolt. El buen hacer de Toño y Manolo, que subieron la vía como nosotros la abrimos, les dio el juicio para reequiparla correctamente". Me parecen unas sabias palabras, escalé la vía y me gustó. Me parece una buena idea la RESTAURACIÓN de vías (sustitución de anclaje obsoleto por anclaje nuevo), pero de ahí a las paraboleadas hay un trecho. Vías perfectamente protegibles con friends o fisureros llenas de chapas, o de cables como está ahora el Firé, no me parece ninguna evolución.

Dices, y es cierto, que ahora escalamos mejor ¿Por qué necesitamos entonces más ayudas para hacerlo? La consecuencia lógica de ser mejor en algo sería ser capaz de hacer las mismas cosas con menos ayudas. No soy capaz de escalar, por poner un ejemplo, la Mediterráneo y por eso no me meto en ella, pero tampoco se me ocurre ir a meterle chapas donde no había nada hasta lograr adaptar la vía a mis capacidades. Acepto con humildad mis limitaciones, como cuando me tuve que bajar de la Luis Villar hace un año.

Ya que comentas la liberación de las vías. Copio un texto de Chiro Sánchez (quien precisamente liberó junto con Javier Arnaudas la Ángel López al Puro) sobre el estilo que siguió para estas liberaciones: "Todas estas ascensiones se realizaban con el respeto más absoluto por los itinerarios y sus aperturistas, con una ética muy estricta, sin instalar ningún seguro de expansión y colocando sólo protecciones móviles (puentes de roca, clavos, fisureros o friends). La idea era liberar los largos el primero de cordada, colocando las protecciones necesarias en libre, sin usar escalada artificial siempre que fuera posible".

Un último comentario por si alguien se ha llevado a error. No lo he dicho anteriormente, pero manifiesto desde aquí mi cariño y mi admiración hacia Gregorio Villarig, al que tengo en muy alta estima y soporta estoicamente mis constantes preguntas.

Un abrazo.

SI AL TALADRO

Sin ánimo de crear polemica, para eso tenemos desnivel y tele cinco, quiero decirte Jesús que eres defensor de una causa perdida, eso de taladro si ó taladro no, es un tema  trasnochado y caduco que se ha discutido hasta la saciedad, te recuerdo que lo mismo se discutió en su tiempo (clavos si ó clavos no) y cuando me refiero a clavos quiero decir cualquier elemento extraño que se coloca en la pared para seguridad o progresión. No se que tienes en contra de Villarig ya que en este caso sólo nos da la noticia, él no ha puesto ningún taladro en la vía de las Ñapas. Quiero decirte que Villarig es un ejemplo a seguir, una buena persona, un buen deportista y un magnifico escalador que no se merece lo que dices de él. Tu escrito se descalifica por si sólo, y demuestra que desconoces la escalada actualmente en Riglos y en el resto del planeta, ya que salvo en raras excepciones es difícil escalar sin encontrar elementos extraños a la pared.

¿Te atreverías a subir y bajar al Pisón sin ningún parabolt o buríl?

¿Puedes decirnos qué vía hay en Riglos sin parabolts o buriles?

¿Burilaste alguna vez?

¿Sabes cuantos escaladores van cada fín de semana a Riglos y el tiempo que hace que no hay que lamentar un accidente mortal?

Yo soy partidario de dejar paredes libres de taladros para escaladores de aventura que aunque minoria también los hay, pero no es el caso de Riglos ni de ninguna escuela de escalada, creo que en estas paredes tiene que primar la seguridad ante todo. Espero que algún escalador en activo de su opinión. Sensated señores. Saludos.

Jesús Yarza

 

EL TALADRO PASARÁ MUY PRONTO DE MODA.

Una nueva corriente se instala con fuerza en el mundo de la escalada, y no en Yosemite donde ya hace años que se prohibió el taladro industrial. Esa tendencia se impone en Montserrat donde los jovenes escaladores de vanguardia rechazan el taladro y solo se aseguran con lazos, fisureros y friends. Respetemos el terreno de las futuras generaciones. Respetemos tambien obras de arte del pasado como el Espolón de las Ñapas en el mallo Gómez Laguna.

Admiro y aprecio a Gregorio Villarig, pero no me agrada que junto al Sr. Carasol, con sus cizallas-tijeras de podar, elimine las sabinas de la cara este del Firé en un nuevo equipamiento que se superpone a la antigua vía de "Los Jardines" denominada así por los primeros ascensionistas en referencia a las sabinas centenarias que poblaban las repisas.
La sabina es una especie protegida y los escaladores están obligados a respetar las leyes.

No sé si quedan vías sin taladrar en Riglos ni tampoco me interesa. Riglos es una escuela y yo ya fui de pequeño. Personalmente nunca me ha gustado demasiado el conglomerado. Prefiero el granito y la caliza y os invito a repetir las últimas vías que he abierto en los Pirineos:
El Espinazo del Diablo en la Peña Retona o la "Oscar Pérez" en la Ripera.

Agradezco enormemente tu

Agradezco enormemente tu explicación, al igual que me hace una ilusión tremenda cuando me corriges algún dato erróneo en mi blog.

Realmente estamos hablando de lo mismo. Yo soy el primero que sustituye un cordino viejo por uno nuevo o refuerza una reunión con un friend cuando se me antoja precaria. No quiero que la gente me recuerde por el que se estampó en tal vía. Pocas veces he clavado, lo reconozco, soy de la generación que no ha tenido que llevar maza, aunque más de una vez la he echado de menos.

Lo que os quiero hacer ver es que la gente os admira por las vías que abristeis, vosotros sois conocidos, vuestros nombres salen en las guías y estáis considerados como un referente para los más jóvenes. Hicisteis algo muy grande, pero los que nacimos cuando vosotros abríais esas vías ahora nos estamos quedando sin la oportunidad de repetir en las mismas condiciones lo que vosotros hicisteis ¿Se os ha olvidado la sensación de superar por uno mismo la dificultad y el miedo? ¿Por qué ese empeño en dejar totalmente chapadas las clásicas? ¿Por qué lo que era bueno para vosotros ahora ya no lo debe de ser para nosotros? ¿A qué se debe ese empeño por la seguridad? Los nuevos retos de los que hablas no son hacer más dificultad, ahora cualquier mindundi (y hablo en primera persona) que entrene un poco puede encadenar 7b en vías megachapadas. Ahora se admira al que se mete en una vía como lo hacíais vosotros, no al que encadena 8a's después de pegarse 3 meses probando la vía.

Insisto en que no critico la sustitución racional de anclajes. El problema lo veo cuando el equipamiento se realiza sin atender a unos mínimos parámetros lógicos de respeto al modo en el que se abrió esa vía. En vías nuevas, que cada aperturista o equipador arree con su ética, pero en vías clásicas qué menos que exigir un poco de respeto por el trabajo del aperturista para que otras generaciones lo podamos admirar, ¿no?

Gracias de nuevo por las explicaciones, suizo.
Álex

Reequipamiento espolón Arrabal

Respecto al reequipamiento del espolón Arrabal, copio un párrafo de Javier Arnaudas en Retroroc: "El "Espolón Arrabal" no tenía ascensión en libre conocida, pues la precariedad del largo tramo de artificial equipado y lo poco apetecible del resto del recorrido, no sedujeron a nadie para intentar un rotpunkt, pero la realidad es que era una asignatura pendiente para los coleccionistas del free-pitón. Quizás ahora, no lo sé, resulte difícil identificarla con una época y, a lo peor, no se diferencie en absoluto de las vecinas vías de Los Volaos o del Triángulo de las Chapas." Y haciendo click aquí, accedéis al croquis de la vía hecho en 1981.

¿Admirará quien la haga ahora el buen hacer de Urcina y Faguas como lo está admirando Ambrosio? ¿O simplemente dirán que es una vía más? Yo sé la respuesta porque tengo varios amigos que la han hecho ahora que está reequipada, pero ahí dejo la cuestión para quien quiera reflexionar.

¡DEJARLES ALGO QUE LLEVARSE A LOS DIENTES!

Ya me va gustando tu análisis, Ambrosio, conforme vas hilando más fino y ya no ves tan maravilloso el uso y abuso generalizado de esta herramienta industrial.
Las consideraciones de Álex Puyó me parecen, por una parte, llenas de maduréz y espiritu deportivo, porque yo comparto la percepción que hace Álex de lo gratificante que es para el escalador conseguir colocar una protección y superar su propio miedo y por otra, me sugieren esta reflexión:
Si los "bolts" como dice Ambrosio, continúan su colonización hacia arriba, desde abajo, hacia abajo desde arriba, a la derecha y a la izquierda, entonces, ¿qué les vais a dejar a las futuras generaciones de escaladores?

Via de las Ñapas

Les propongo un juego, cuenten las ascensiones que tiene por ejemplo el Puro y multipliquenlo por el número de clavos necesarios para realizarla, quién se aventura a resporder lo que quedaria de tan glorioso mayo, lo justo alimenta y el exceso produce cualquier cosa, tenemos mas cosas en común de las que creemos.
Salud y montañas para todos.

Página ideada y mantenida por Jesús Yarza García
Powered by Drupal